Lo que necesitas saber de las webs porno

Posiblemente seas un consumidor compulsivo de material pornográfico online. Tal vez seas incluso adicto al porno (en serio, es una enfermedad). O simplemente te guste curiosear de vez en cuando viendo alguna web guarra mientras tu jefe no mira o a espaldas de tu querida esposa.

Sea como sea, el porno online es un caramelo demasiado dulce para cualquier hombre como para pasarlo por alto. Y cansados de la telebasura de la televisión pasan directamente al cine porno. Así que una vez se tiene en claro que si eres hombre eres consumidor de pornografía vamos a ir al paso dos, donde hablaremos de lo que necesitas saber de las webs porno que hay hoy en día, principalmente los grandes tubes y las webs de nuestro idioma (el español obviamente).

Tal vez aun no lo sepas, pero estas son las 5 páginas porno más visitadas del mundo:

Seguramente te has quedado con la boca abierta tras ver la cantidad de tráfico que tienen, lo cual no hace más que corroborar lo que estamos afirmando en este post: todos los hombres del planeta ven porno.

Ahora bien, todas estas webs son anglosajonas, concretamente americanas. ¿Y que pasa con las webs españolas? Pues ese es otro cantar.

En España y sudamerica no hay tubes propiamente dichos. La mayoría de webs se crean con la única finalidad de conseguir tráfico a toda costa sin ofrecer nada en realidad al usuario. Es complicado encontrar alguna que tenga un valor añadido, una cosa que la diferencie del resto. En nuestra opinión pensamos que la única en español que ofrece algo diferente a toda las demás no es otra que puritanas.com. Ya hablábamos de que ha estrenado un diseño nuevo, pero tal vez no hablamos en profundidad de ella. Cabe decir que es una de las webs más antiguas en español, que se remonta al año 2000. Con una gran red social porno, chat online, fotos caseras y por supuesto los vídeos xxx (aunque en cantidad).

Esta web ofrece al usuario algo diferente, ya que puede interactuar con otros usuarios, subir sus propias fotos y mil cosas más. Encontrar una web así y además gratis es una maravilla, por eso insistimos tanto en ella. Porque cuando has visitado tantas páginas en español, llenas de publicidad, diseños horribles, etc… te das cuenta de lo que es calidad y lo que no.

Y bueno, no quiero extenderme mucho más. En el próximo post tal vez hablemos de la gente que sube fotos caseras a internet, y si nos conceden la oportunidad entrevistaremos a los responsables de puritanas para que nos comenten un poco sobre todo ello.

puritanas.com saca un nuevo diseño porno

Despues de tantos años (desde el 2001) creo que ya todo el mundo conoce la web de puritanas.com. Es una de las webs más antiguas de temática porno y habla hispana, y siempre ha destacado por su gran cantidad de contenidos y por ser tan participativa, ya que es también una red social porno.

En toda su historia ha cambiado varias veces de diseño, es algo normal en las webs porno punteras, ya que tienen que renovarse. Y lo que venimos a contar en este post es que este último diseño nos ha encantado. Tanto por su sencillez como por ser tan completo, guardando su esencia y todo su contenido que la ha hecho destacar siempre por encima del resto.

puritanas porno

Sigue conservando su sección que contiene miles y miles de vídeos porno, con diferentes categorías de todo tipo como maduras o jovencitas.

Pero lo que siempre ha llamado la atención de esta web posiblemente a la mayoría de personas que la visitan es su sección de fotos caseras porno. Y es que las fotos caseras las suben usuarios reales de la web, que participan en el chat porno y envían mensajes y comentarios.

Estamos acostumbrados a ver webs amateurs donde las fotos caseras han sido copiadas de webs americanas o son totalmente falsas, pero en puritanas.com las suben los usuarios que desean compartirlas con todo el mundo. Muchas son chicas hetero, otras son parejas…  e incluso selfies porno donde se sacan las chicas ellas mismas las fotos.

Si dedicamos un post entero a esta web es porque pensamos que se lo merece. Yo empecé a visitarla allá por el año 2004 o así, ya llevaba varios años online. Recuerdo como era por aquel entonces y que me encantaba, siempre ha sido la mejor sin lugar a dudas… con mucha personalidad y cuidando mucho al usuario.

Desde entonces he ido viendo su evolución, que no ha sido otra que la evolución misma de internet. A veces ha querido ir demasiado deprisa, más incluso que el propio internet… eso no siempre es bueno. Pero ellos siguen con su proyecto dando placer gratis a millones de personas.

Es por ello que creemos que se debería visitar este site xxx por encima de otros de escaso contenido o de escasa calidad. Y es que hay webs que son feísimas desde luego, que no están hechas para chicas y chicos que buscamos contenido pornográfico gratis y en cantidad. Parecen más bien hechas por y para robots.

Bueno, después de haber contado un poco sobre mi web favorita solo espero y deseo que tengan mucho éxito con su proyecto, ya que estos chicos sin lugar a dudas lo merecen.

Y que sigan con tanto contenido amateur, que pensamos que es lo mejor que puede haber en internet y la esencia misma. Porque actrices y actores porno son como muy artificiales, siempre es mejor poder ver a gente normal como tu o como yo, en situaciones que les permiten enseñar sus cuerpos desnudos y disfrutar al máximo del porno.

Sin más que decir esperamos que tu experiencia en puritanas sea tan buena como ha sido la nuestra.

Besitos!

Tuve una exnovia que se metió a modelo porno

Ahora os voy a contar una historia verídica, que sufrí en propias carnes hace unos años, y que me convenció de que nunca,nunca, pero nunca, se deben mezclar los negocios con el placer.

Cuando empecé en esto de la fotografía, tuve bastante suerte en no quedar como uno más de tantos aficionados que pululan por ahí deseando encontrar una buena oportunidad. Al poco de acabar los estudios me contrataron en una agencia de publicidad, y en esos primeros trabajos me dediqué a hacer anuncios, fotos de moda para niños, y algún que otro reportaje para casas de confección de vestidos de novia. Todo muy formal y convencional, sin nada escandaloso.

Pasado un tiempo, mis jefes pensaron que ya tenía bastante experiencia y que había demostrado mi valía, así que decidieron mandarme como corresponsal a varios desfiles de moda, no tanto como enviado oficial sino para recoger el ambiente de detrás de las bambalinas; allí conocí a bastantes top models, y no de una manera formal y estirada, sino siempre con risas y gran naturalidad, contándonos anécdotas divertidas y creando una especie de amistad.

Por aquel entonces yo tenía una novia, Nuria, que había conocido en la universidad. Aunque ella estudiaba para farmacéutica, no tardó en sentirse atraída por aquel mundillo de farándula que yo a veces frecuentaba, y me pidió que la dejara acompañarme como mi ayudante. Yo no vi problema en ello, y durante un tiempo anduvimos juntos de desfile en desfile, la verdad que pasándolo muy bien.

Una noche, tras una cena de trabajo con los jefes de la empresa, un colega se me acercó y me dijo que tenía que proponerme algo. Viendo que yo había prosperado y que estaba haciendo una buena carrera, me había sugerido para un trabajo algo especial, y quedaba ver si a mí me interesaba la propuesta. ¿Estaba dispuesto a ser el fotógrafo de una tira porno?

Me quedé un poco de piedra, porque pensaba que eso ya ni se hacía, pero me explicó que sí, que muchas revistas de adultos volvían a poner estas fotos de moda, y que además hacían furor en las páginas web porno. Al final me decidí a hacer el trabajo, pero entonces me acordé de Nuria. ¿Qué iba a hacer con ella, se lo contaría, la dejaría acompañarme, o iba a ocultarle el asunto?

Me pareció que ya éramos grandecitos para andarnos con mentiras y ocultamientos, así que me dirigí a ella y le pregunté si quería seguir siendo mi ayudante para este curro. Al principio no pareció muy convencida aunque finalmente me acompañó al trabajo, y de hecho estuvo todo el tiempo muy callada, incluso durante el regreso cuando la acompañé a casa. Pensé que ya no querría volver, así que decidí que no volvería a planteárselo, y que si volvía a surgir un trabajo semejante ni siquiera se lo diría.

Me surgieron más tiras porno para hacer, y durante un mes o así estuve trabajando y sólo vi a Nuria tres o cuatro veces, aunque no le comenté nada sobre el tema. No noté nada raro, la verdad, y eso sólo me demuestra que en realidad no estaba tan interesada en ella como creía, o me hubiera dado cuenta de que había gato encerrado. O tal vez no, quién sabe, puede que ella fuera muy buena ocultando cosas.

La cuestión es que, cuando llegué a la próxima sesión de fotos x, uno de mis compañeros fotografos salía de uno de los platós, y me contó que acababa de hacer una tira totalmente porno, con una tía que parecía que disfrutaba realmente con lo que hacía, montándose un trío como si tal cosa; estaba sorprendido, porque al parecer la chica había aparecido un par de semanas atrás de pronto, y había pedido que le hicieran una prueba como modelo. Y vaya si la había superado.

Cuando me mostró una muestra de las fotos en su cámara digital, me quedé de piedra: Nuria aparecía con cara de desatada, comiéndose una tranca mientras le metían una por detrás. ¿De verdad era esa mi novia, que había veces en las que ni siquiera quería follar con la luz encendida? Alucinaba en colores, y creo que hasta se me notó, aunque no hice mención ninguna a que la conocía.

Tan impactado estaba que ni siquiera fui capaz de enfrentarme a ella, y la dejé con un mensaje de texto. Ella no me contestó, ni tampoco me buscó, ni volvimos a coincidir en ninguno de los estudios en los que se hacían los trabajos xxx. Me consta que se hizo una modelo porno muy famosa, pero yo, en vez de sentir orgullo porque de alguna manera yo le descubrí aquel mundo, todavía no me he recuperado del impacto.

Dando el paso para ser modelo xxx

Hace unos años surgieron ciertos rumores e historias sobre modelos que, siendo muy jóvenes, habían caído en manos de ciertos agentes o agencias sin escrúpulos que no habían dudado en introducirlas en el mundo de la prostitución. Se depuraron algunas responsabilidades y algunos fueron a juicio e incluso a la cárcel, pero está claro que eso no puede quitar el trauma a las pobres chicas, que no sabían dónde se metían ni lo pudieron llegar a imaginar.

Imagino que ahora, si tu hija empieza en el mundo de la moda o la publicidad, a uno se le ponen los pelos de punta imaginando que algo así pueda pasar. Pero antes de eso, unos padres tienen que enfrentarse a algo peor que esos miedos, y que es mucho más frecuente: los posados para un desnudo.

¿Cuándo se considera que un desnudo es necesario? Bueno, cuando hablamos de una chica de menos de 20 años, es natural que para unos progenitores nunca lo sea, jajaja. Los artistas, entre los que me incluyo, pero también los diseñadores, tenemos una idea muy particular de cuando un desnudo es totalmente imprescindible para que nuestra obra se revele con total esplendor, pero eso es bastante difícil de explicar a alguien que no sea entendido, y que para colmo, vea involucrada a su hija.

Ojo, que algo que siempre me sorprende, es que a las chicas no parece provocarles ningún conflicto o vergüenza eso de posar desnudas, y suelen aceptarlo sin mayor problema. Es una suerte que sea así cuando son mayores de edad, pero si no… intervienen los padres como es natural, y ahí sí que puede haber un problema.

Fotografiar a las chicas al natural, sin ninguna prenda encima, es a veces una tarea bastante difícil para el fotógrafo, no te creas, porque al fin y al cabo uno no es de piedra, pero la cosa se complica bastante si el tema de las fotos es realmente sexual: lo que se llama la industria del porno, o fotografía x. Y si ya lo es para mí, un tío hecho y derecho, imagínate para alguien que ve como su hija se exhibe así.

Hay que tener mucho aguante me imagino (yo no tengo hijos, así que sólo puedo ponerme en el lugar de un padre de forma hipotética), e ignorar un poco a qué se dedica tu hija. Por supuesto todas las modelos xxx son mayores de edad, como no podía ser de otra manera, pero no creo que eso consuele en casa, ya que nunca imaginas que la princesa de la familia se fuera a ganar la vida posando o montándose en la pasarela como su madre la trajo al mundo, y que se va a convertir en el objeto de deseo de muchos hombres.

Repito, algunos artistas solemos decir que esos desnudos son totalmente necesarios para la obra o el desfile, pero lo confieso, no siempre es así; la mayoría de las veces buscamos la atención del público por medio del morbo y el erotismo, ya que no hay nada mejor para atraer al personal, sobre todo si se trata del género masculino.

Siento sonar machista, pero en este sentido no puedo dejar de serlo. Por mucho que sea difícil de reconocer, y aunque sea políticamente incorrecto, una mujer guapa vende todo lo que quiera, y no sólo a hombre (que al parecer es donde puede radicar el matiz machista), sino también a mujeres. Eso es algo que cualquier publicista sabe muy bien, aunque no esté bien declararlo. Y si una chica sale desnuda a una pasarela para presentar, pongamos por ejemplo, una diadema para el pelo, de seguro no sólo asistirá al desfile un nutrido número de hombres que irán obviamente a regalarse la vista, sino también bastantes mujeres que se sentirán atraídas tanto por el producto como por la forma de presentarlo.

La belleza en la mujer es un factor que no se puede ignorar, que ha movido el mundo desde tiempos inmemoriales, y hay que tenerlo en cuenta. Lo mismo pasa en la naturaleza, aunque al reves cuando son muchas las especies en las que los machos poseen el mejor pelaje, o las más bellas plumas, o los colores más vistosos, para atraer a las hembras. Y hasta la fecha no conozco a ninguna pavo real a la que se haya acusado de machista, o de feminista en este caso (creo que el ejemplo me ha quedado un poco confuso).

Lo que quiero decir es que la belleza física siempre es un handicap, y no se puede ignorar por mucho que se quiera. Y no es cosa sólo de mujeres, ya que en el hombre funciona exactamente igual; solo que en el género masculino esta cualidad afecta mucho más, ya que las hembras suelen pensar más fríamente y no se dejan llevar por sus instintos carnales, o al menos la mayoría (¡vaya si es una pena!).

En fin, para acabar, mi consejo es que, si te dedicas al modelaje y te piden protagonizar un desnudo, ya sea como exigencia del guión o directamente para medios xxx, infórmate muy bien sobre las condiciones, y asegúrate de que no te engañen con ninguna cláusula abusiva ni nada por el estilo.

Mamá, quiero ser modelo como Inés Sastre…

Hubo una época en que Inés Sastre era una diosa, no sólo del mundo del modelaje, sino de forma casi omnipresente. Podías encontrarla en anuncios, películas, series, todo tipo de programas televisivos… raro era el día en que no te la encontrabas por algún sitio, a menos que estuvieras ciego o sordo, o las dos cosas.

Parecía que era una mujer muy completa, no sólo famosa por su belleza, sino inteligente y además multifacética. A mí nunca me pareció muy simpática, al menos no me daba esa impresión, aunque tampoco puedo corroborarlo con una experiencia propia, por supuesto. Pero para mí que lo único que podía hacer mal era contar chiste, jeje.

Por eso, no tengo la más mínima duda de que su recurrente aparición en los años 90 en todos los medios habidos y por haber, fue la inspiración para que muchas chicas dijeran a sus madres esa famosa frase: “¡Mamá, quiero ser… !”, aunque en esta ocasión no se tratara de ser artista, sino de ser efectivamente como Inés Sastre, es decir, modelo.

Es cierto que muchas modelos han sabido sacar partido a su fama y bellezas, y no pocas han acabado haciendo cine, televisión, o incursionando en el mundo de la música. No sé otras, pero al menos Inés estaba bien preparada. Y si alguna de nuestras hijas deseó en su momento dedicarse a las pasarelas tomándola como inspiración, podemos tener el consuelo de que al menos ella sí que se curró dar el salto a otras facetas en su vida.

Ser modelo, y además famosa, te abre muchas puertas en la vida, pero también, como sabemos por desgracia, te marca y puede hacerte seguir una senda que a veces puede ser muy destructiva. Todos conocemos casos de famosas modelos que han acabado con graves problemas de anorexia, metidas en el mundo de las drogas, o rozando la prostitución si no ahogándose en ella…

No es lo general, por suerte, pero lo cierto es que cuando una chica de 15 o 16 años, menos incluso, quiere probar suerte en el mundo del modelaje, sus padres han de tener mucho cuidado, porque a esas edades se es muy impresionable y muy maleable, y hay mucho listo en el mundo artístico que se puede aprovechar de ellas. Es necesario estar siempre pendiente de todos los detalles, trabajar con agencias sobradamente reconocidas, y sobre todo no dejar nunca sola a las chicas y no dejarlas tomar decisiones por ellas mismas.

No es que quiera asustar a nadie, al contrario, mi objetivo con este post es hablar sobre el mundo de la moda y las modelos, y todas las citas que los diseñadores esperan como agua de mayo al principio de cada año. Pero no está de más estas recomendaciones, trabajo como fotógrafo profesional y llevo mucho tiempo en este terreno viendo de todo, así que me parecía que podía hablar con conocimiento de causa.

Tenemos muy buenas modelos en estos momentos en España, aunque yo tengo la impresión de que nuestro tiempo, al menos en lo que a la alta costura se refiere, ya ha pasado. Hubo momentos en que teníamos estrellas internacionales, no sólo Inés Sastre, sino también Judith Mascó, Esther Cañadas, Nieves Álvarez, Laura Ponte… Bellezas que hacían raya allá por donde iban, aunque quizá en aquel momento no había tanta competencia y era más fácil hacer publicidad.

Claro que esa es mi impresión, aunque no negaré que la nueva generación de tops models no tiene nada que envidiar a la antigua, aunque ya se verá si pueden alcanzar la fama de todas ellas, y si están de verdad preparadas para ello.