Tirarse a una top model: un mito porno donde los haya

Ellas, las mujeres más deseadas; ellas, las diosas de las pasarelas; ellas, célebres y perfectas ante la vista de nosotros, pobres mortales… No creo que haya un solo hombre sobre la Tierra que no se sienta atraído por alguna top model en particular, y seguramente por todas en general.

Así a grandes rasgos, podemos diferenciar dos grupos en el universo de estas mujeres: las modelos de pasarela, que durante las grandes citas de la moda anuales trabajan a destajo viajando de una ciudad a otra; y las grandes estrellas de la moda, las que conocemos más por la publicidad, los cotilleos sobre su vida privada o sus incursiones en la televisión. Curiosamente, son la segundas por las que nos sentimos atraídos, no llegando a conocer demasiado bien a ninguna del primer grupo, a pesar de ser la imagen de todas las tendencias que van a venir en los próximos meses. No es tan extraño sin embargo, puesto que las top models se hayan presente en nuestra vida diaria por una u otra razón, por lo que las sentimos más conocidas y cercanas.

Nunca ha salido del mundo porno ninguna gran estrella del modelaje internacional, y mira que entre las actrices hay algunas bellezas realmente impresionantes. Pero sí que es un tema recurrente ese del sexo entre modelos y fotógrafos en los videos de adultos, y cómo no, si cualquiera que tuviera que trabajar con una de estas mujeres se sentiría atraído porno ellas, y aprovecharía la más mínima oportunidad de tener un lío con alguna de ellas (y hablo con conocimiento de causa). En mi trabajo he tenido a veces la tentación de echar los tejos a algunas de las modelos que he tenido que fotografiar, y eso que no he trabajado en fotografía erótica; debe ser un reto tenerlas ahí, delante, totalmente desnudas, y no poder catar ni disfrutar ni un poquito de todo ese potencial sexual.

En fin, que aunque el tema de la modelo porno que se lía o bien con el fotógrafo o bien con el dueño de la agencia que la contrata para tener más proyección puede estar muy trillado, pero sigue funcionando como dios. Realmente, creo que no se explota lo suficiente, aunque me parece que hoy por hoy, esas bellas modelos en la cima de la fama nos parecen totalmente inaccesibles.

Entradas relacionadas